Una experiencia perfecta para regalar a tu pareja y pasar momentos mágicos juntos. Partimos del sur recogiendo a todos en varios hoteles, luego subimos hasta Vilaflor para tomar un café y coger un poco de sol y seguimos la ruta hasta un parador para sacar fotos y disfrutar de la vistas, y después de eso fuimos a cenar. La cena era riquísima y los organizadores y el personal de restaurante tenían en cuenta todas las preferencias de los clientes (había opciones veganas, vegetarianas, varias bebidas a elegir – cervezas, vinos, agua, refrescos) y eran tres platos (entre cuales la crema de calabaza-zanahoria más rica que he probado). En todo el camino nuestro guía Pepe (el mejor de los mejores y un gran profesional) nos comentaba cosas interesantes sobre la islas, mucho sobre Tenerife en concreto, datos curiosos con estadísticas, hizo un montón de bromas que nos partimos de risa todos 🙂

Después de cenar fuimos a ver un atardecer espectacular con cava encima de las nubes y tuvimos suficiente tiempo para disfrutarlo tranquilamente y sacar fotos. Luego volvimos al restaurante, nos ofrecieron más bebidas incluidas como chocolate caliente y aprovechábamos la parada para ir a aseos etc y finalmente cuando se oscureció al máximo nos marchamos hasta la última parada – el punto donde estuvimos mirando las estrellas y Pepe nuestro guía fantástico nos estaba explicando un montón de cosas interesantes y nos enseñó un par de trucos astronómicos. Luego nos llevaron a casa. En total hemos pasado aprox.8-9 horas (con traslados), básicamente nos estaban divirtiendo toda la tarde y noche, con comida buena y bebidas, aparte de darnos mucha información interesante con buen sentido de humor 🙂 por un precio adecuado. Muchas gracias por esa experiencia! Ahora queremos conocer más y hacer la del telescopio y con más enfoque científico 🙂